Ministerio de Educaci&oacuten Superior
ABAE
SAT
Noticias


Imagen Noticia
Crédito: Cristóbal Alvarado

PUBLICADO EL 16-01-2017 CRÉDITO Prensa Conatel / Maya Monasterio

Venezuela trabaja en un centro de ensamblaje de satélites de hasta una tonelada, gracias a un proyecto que adelanta la Abae. El Cide está en plena ejecución y funcionará en Borburata, estado Carabobo


Venezuela estaría en capacidad para ensamblar y probar sus propios satélites de hasta una tonelada, cuando esté plenamente operativo el Centro de Investigación y Desarrollo Espacial Venezolano (Cide), que está en construcción en Borburata, estado Carabobo.


“Estaríamos en capacidad de hacerlo para satélites de hasta una tonelada, como el Sucre. Se espera que en los próximos cinco años ya tengamos listo y operativo este centro, de manera que podamos hacer nuestros propios satélites, por lo menos ensamblar, integrar y probar los satélites con el apoyo de proveedores de otros países. Sin embargo, estamos trabajando con distintos institutos y universidades a nivel nacional para sustituir estas importaciones”, informó a Conatel el director ejecutivo de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (Abae), Mariano Imbert.


Para Imbert, es importante que la Agencia comience a generar sus propios recursos financieros, que le permitan ampliar este y otros proyectos, enmarcados en los planes del Ejecutivo Nacional de diversificar la economía y hacer cada vez menos dependiente al país del petróleo.


Es por ello, que ya se encuentran estudiando un plan macro para ofrecer a nivel nacional e internacional un paquete de servicios satelitales de alta calidad, una manera de atraer divisas al país para ser reinvertidas en el desarrollo social e integral del pueblo y la nación.


“Estamos en ese proceso de revisión de cuáles bienes y servicios desde la Abae nosotros podemos ofrecer, tanto a los usuarios a nivel nacional como internacional, y buscar la forma de hacer sustentable la actividad espacial (…) La producción de tecnología espacial no es nada sencilla, ni económica, por lo que estamos buscando la forma de hacerla sustentable y no depender tanto, y en a mediano o largo plazo generar nuestros propios recursos”, detalló.


Imbert, quien se encuentra en China con una avanzada de unos 30 ingenieros y técnicos venezolanos en el proceso de Ensamblaje, Integración y Pruebas (AIT, por su sigla en inglés) del segundo satélite venezolano de observación terrena, el Antonio José de Sucre (Vrss-2), destacó que Venezuela no ha sido la misma desde el lanzamiento del Simón Bolívar (Venesat-1) en octubre de 2008.


“No es la misma Venezuela antes del satélite Simón Bolívar y después de él. Ahora tenemos una cantidad de servicios que ofrece Cantv y el Gobierno no depende de otras transnacionales para comprar servicios de telecomunicaciones, no está expuesta a que una corporación le sabotee las comunicaciones a Pdvsa, empresa neurálgica para Venezuela (…) En un mundo interconectado, es ilógico pensar que no tengamos independencia en el campo de las telecomunicaciones”, acotó.



Cuatro satélites al servicio de Venezuela


Con el próximo lanzamiento del Vrss-2 (Sucre), previsto para mediados de septiembre de este año, Venezuela tendrá a disposición dos satélites de observación propios, pero también dos del mismo tipo propiedad de la República Popular China, gracias a un convenio de cooperación firmado hace poco más de dos años con el gigante asiático.


“Firmamos hace poco más de dos años con la Administración China Nacional del Espacio (Cnsa, por su sigla en inglés) un acuerdo de intercambio de datos y aplicaciones, es como un acuerdo intergubernamental entre la Abae y la Cnsa que nos permitirá tener acceso, a requerimiento nuestro, de dos satélites adicionales que son chinos y parecidos al Miranda y al Sucre. Estos son el GF1 y el GF2. Prácticamente tendremos a partir de finales de este año acceso a cuatro satélites, los dos satélites venezolanos y los dos satélites chinos. Por supuesto, parte del acuerdo es que si ellos requieren imágenes, podemos permitir que ellos descarguen imágenes desde el territorio chino”.




 

Imagen Noticia
Crédito: Maqueta del Cide